viernes, 23 de noviembre de 2007

Siguiendo la estela al Prestige

En Los Angeles no ha sido para tanto, pero en San Francisco llevan más de 1000 aves atendidas por el derrame de petroleo ocurrido en la bahía. Un petrolero se estrelló contra el golden gate. Que digo yo, si el golden gate no es suficientemente grande para que no lo vieran, o a lo mejor fue la inercia que les llevó irremediablemente a colisionar con uno de los pilares. Test de alcoholemia negativo... ya veremos. El Governator (así llaman aquí al gobernador de California) está que trina por lo visto. La especie más afectada ha sido el Negron Careto (Melanitta perspicillata), pero también zampullines y diversas especies de patos.

http://www.ibrrc.org/Cosco_Busan_spill_2007.html

Casi en la otra punta del mundo un petrolero derramaba más de 2 millones de litros de petroleo en las aguas del Estrecho de Kerch, entre el Mar Negro y el Mar de Azov. Dos responsables del IFAW (una de las fundaciones que colabora con el IBRRC) se desplazaron para contemplar la posibilidad de intervenir y crear un centro de rescate para las aves petroleadas. Parece que el lugar está bastante apartado y las comunicaciones son complicadas, con lo cual una gran respuesta como la que hubo en el Prestige es bastante dificil de realizar.

http://www.ibrrc.org/russia07_spill_response.html

Aparte de este derrame ha habido otro derrame "misterioso" enfrente de la costa de Santa Cruz (entre San Francisco y Los Angeles). Unas 100 aves han sido atendidas por el momento, la mayoría en el centro de LA. Así que hemos estado algo ocupadillos (eufemismo) esta última semana. A pesar de todo y de las bajas ocurridas durante el transporte, se ha terminado la crisis con éxito. La mayoría de las aves serán liberadas después de todo el proceso de estabilización y lavado (creedme, no es sencillo). Algo de información y fotos de aves ya limpias y cogiendo fuerzas en las piscinas.

http://www.ibrrc.org/Moss_Landing07_mystery_spill.html


Negrón Careto, limpito, limpito

Estos también se van a ir limpios a su casa, una pareja de zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis)

Brandy y Neil capturando achichiliques comunes (Aechmophorus occidentalis) para tomar muestras de sangre

Brandy mostrando su destreza en el manejo del Achichilique

Ayer mismo liberamos a cinco negrones caretos y un Colimbo Grande (Gavia immer) en un embarcadero cercano al centro. Los que hayan oído el canto de un colimbo podrán confirmar que es algo que no se olvida, te cala en el interior y te hace estremecer, tal es su belleza.

Colimbo en plena exhibición después de ser liberado



Negrones caretos en pleno proceso de liberación

Antes de dedicarme a rebozarme en petroleo pude hacer un pequeño viaje a Morro Bay. Un lugar muy bonito, muy tranquilo y con cantidades considerables de aves acuáticas, aparte de nutrias marinas, leones marinos y los gigantescos elefantes marinos. Después de tres días de relax me tope de morros con la crisis en el centro así que no he tenido tiempo de revisar todas las fotos. Ahí va una muestra.

Grupo de cormoranes orejudos, cormoranes sargento y cormoranes pelágicos en medio de un baño de espuma. Las nutrias no se ven pero están por ahí

Un Ostrero Negro...

Dos ostreros negros

Un León Marino...

Dos elefantes marinos...

...y unos pocos más!

¡ohhhhh!

3 comentarios:

Jon dijo...

Acabo de ver las fotos del petrolero y la verdad es que es increible que con un cacharro así termines estrellandote en uno de los pilarse de un puente de casi 3 kilometros cuyos pilares están casi en la costa -para eso es puente colgante-...

Seguro que el tipo que iba conduciendo estaba jugando a esquivar boyas...

txus dijo...

Jon, no es increible, ya sabes.....el güiski es mu malo.
Que no se quejen del governator ese, por lo menos se enfada, aquí hubo un "elemento" que se atrevió a decir que lo del prestige "eran unos hilillos........."
Yeray las fotos muy chulas, tengo una pregunta ¿estabaís solo tú y los leones marinos.......?
Imagino que es un latazo escribir, pero por aquí esperamos ansiosos tus comentarios.
Cuidate mucho. Un besote grande.

yeruko dijo...

La verdad es que no estabamos solos, pero casi. El entorno es menos idílico de lo que pueda parecer. La Autopísta del Pacífico no queda lejos. Aún así se trata de una playa donde todos los años vuelven a aparearse y a criar los elefantes marinos. A pesar de haber algunos cientos ese día, en primavera se cuentan por miles, no se puede ver la arena de lo abarrotada que está. La cercanía del hombre no les molesta y van a lo suyo. Esperemos que siga así por muchos siglos.

Besos